• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Soy Reportero
Comentarios
  • Tercerizar la política en Argentina
Fecha de publicación 15 junio 2016 - 07:37 PM

Vivimos las paradojas de la política en Argentina. Esa frontera entre las formas y los programas. No es que las formas no revistan significación, pero estas la tienen en tanto no sean la máscara que anula de la política, su capacidad de construir igualdad.

En la Argentina, que el actual Ministro de Energía Aranguren, tenga millones de dólares en acciones en empresas como Shell –petrolera que debe controlarse desde el Estado- eso que es un símbolo claro y preciso sobre lo que supone la corrupción estructural neoliberal, y que sobre todo expresa cómo entiende la relación entre capitalismo y política el macrismo, no parece despertar mucha indignación. Evidentemente hay allí una normalidad cultural, un sentido común neoliberal que indica que son hombres de negocios, expertos en disponer capitales al margen de los seres humanos que afectan sus días por esas contingencias de capitalismo y administradores. 

Quienes nuestra ética política la ponemos en juego en proyectos que nos representan, siempre vamos a poner el foco en la naturaleza de los programas políticos, por ende, en alterar de alguna forma cualquier tipo de desigualdad. Sin embargo, aun distinguiendo ello, no deja de irritarnos la capacidad que personajes políticos como el ex Secretario de Obras Públicas, José López (espectacularmente detenido) han tenido para estructurar relaciones de poder de las más importantes. Debemos recordar que fungen allí décadas de política colonizada por el dinero.  

Es preciso discutir esas relaciones que estructuran el poder vía  acumulación de toda índole. Que la idea de acumular conlleva sentarse con distintos actores, porque si no acumula uno lo hacen otros, dicen algunos manuales. Son cosas para discutir de una buena vez.

Mientras tanto, lo llamativo es el éxito de los comunicadores por hacer con sus enunciados, no juicios a hombres políticos, ni si quiera a los viejos andamiajes de los que se sirven aquellos. Sino y sobre todo, a la política entendida como pulsión transformadora de la vida de cada uno de nosotros en un sentido de justicia.

Los medios de comunicación en Argentina cuelan bajo moralinas esquizofrénicas el odio a la política y reclaman “tercerizarla”, que la administren sus empresarios.

En Argentina ya gobiernan los empresarios. Sabemos que el intersticio "corrupción" es la anulación enmascarada de la política. Allí andan esta tarde-noche legislando para destruir el Estado de nuevo vía su desfinanciación.

*Sociólogo UBA – Área de Estudios Nuestroamericanos Centro Cultural de la Cooperación. 

Perfil del Reportero
Argentina
Videos

Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.