• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
La policía disparó balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos en contra de los obreros que se encontraban en los alrededores de la planta de alimentos para exigir su reincorporación.

La policía disparó balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos en contra de los obreros que se encontraban en los alrededores de la planta de alimentos para exigir su reincorporación. | Foto: Política Argentina

Publicado 13 julio 2017

Ante la amenaza de desalojo y la despiadada represión a la que han sido sometidos los 600 trabajadores despedidos de la multinacional, diversas organizaciones de los derechos humanos en Argentina alzaron su voz y manifestaron su repudio.

Diversas organizaciones de derechos humanos repudiaron y condenaron este jueves la cruel represión por parte de las fuerzas de seguridad contra los trabajadores de PepsiCO, en Argentina, cuando protestaban frente a la planta cerrada por la multinacional en junio, para exigir la reincorporación de los 600 despedidos.

"La Comisión Provincia de la Memoria (CPM) repudia la represión en PepsiCo y se solidariza con los trabajadores", sostuvo en un comunicado la organización de la ciudad de Buenos Aires.

La entidad de carácter público y autónomo que investiga las violaciones a los derechos humanos en el país y que preside el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, presentó un hábeas corpus "exigiendo que se resguarde la integridad de todos los trabajadores detenidos y se ordene su inmediata libertad".

"La CPM exige además el cese de la represión y del ejercicio de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad, la persecución a los trabajadores y la criminalización de la protesta", añade la misiva.

Asimismo, la organización instó al Estado a que encuentre "un camino de resolución pacífica y mediante el diálogo de todos los conflictos sociales", dado que "ésa es la única garantía de democracia".

Por su parte, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) manifestaron su solidaridad a los trabajadores de la planta ubicada en la localidad de Vicente López, en Buenos Aires, ante la amenaza de desalojo y la atroz represión por parte de la policía bonaerense que avanzó durante la madrugada de este jueves contra el campamento que los obreros habían armado en los alrededores de la planta de alimentos, disparando balas de goma, gas pimienta y gases lacrimógenos.

"La escalada represiva de los últimos meses comenzó con la excusa del orden en las calles, continuó poniendo en duda la legitimidad del derecho a huelga de los docentes, y ahora se presenta bajo la forma de un Estado que ya no promueve el diálogo y la búsqueda de acuerdos, sino que se reduce a su cara policial", afirmó la organización.

>> Fábrica Pepsico en Argentina despide a 600 trabajadores

La Central de Trabajadores de Argentina acusó al Gobierno de Mauricio Macri y a la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, partidaria del mandatario argentino, de brindar protección "al vaciamiento de la empresa por parte de la multinacional que ahora importa desde Chile los productos que se hacían acá".

Frente a la polémica, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, justificó el operativo violento de desalojo y aseguró que el gobierno de la provincia de Buenos Aires "hizo lo que tenía que hacer y actuó".

>> Trabajadores de PepsiCo en Argentina denuncian represión policial


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.