• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Al menos 26 personas han sido asesinadas durante las manifestaciones en contra de los resultados de las presidenciales emitidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras. 

Al menos 26 personas han sido asesinadas durante las manifestaciones en contra de los resultados de las presidenciales emitidos por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras.  | Foto: Reuters

Publicado 27 diciembre 2017

La Misión de Honduras ante la OEA acusó a Almagro de causar efectos negativos sobre el pueblo hondureño y provocar daños personales y materiales incalculables, tras emitir mensajes luego de las elecciones generales.

Honduras no aceptará la solicitud del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, de enviar al país centroamericano un delegado especial del organismo, ante la crisis política desatada tras las elecciones generales del pasado 26 de noviembre, informó este miércoles la Misión Permanente de esa nación ante la OEA.

"El Gobierno de Honduras no acepta la solicitud de autorización de la Secretaría General", cita el comunicado, al tiempo que señala que la petición de Almagro para conocer la situación de las protestas y respuesta del Estado ante las mismas, "invade las atribuciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos".

 

La Misión hondureña ante la OEA denunció además que "la comunicación y la información vía Twitter utilizada por la Secretaría General no ofrece las necesarias características de formalidad en las relaciones de ésta con los Estados miembros", en referencia a los mensajes publicados por Almagro luego de los comicios.

Ante esto, el comunicado señala que los mensajes del secretario general de la OEA causaron "efectos muy negativos sobre la ciudadanía y la imagen internacional del país, y provocó daños personales y materiales incalculables al estimular la polarización en la sociedad hondureña".

Asimismo, la Misión hondureña consideró que la actuación de Almagro "ha sido contraria a la naturaleza y los propósitos de la Organización de Estados Americanos, como lo consigna la propia carta de la OEA, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros".

"La injerencia con sus actuaciones en la expresión de opiniones políticas oficiosas, ambas sin precedentes, por parte del secretario general de la OEA, constituye obstrucción en las funciones de las misiones electorales y actos incompatibles con su condición de funcionario internacional responsable ante los Estados miembros", señala la misiva.

Por otra parte, la Misión de Honduras rechazó el encuentro sostenido la semana pasada entre Almagro y el candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura, Salvador Nasralla, quien asegura haber ganado las elecciones y denuncia un "fraude electoral".

 

"Honduras ve con honda preocupación que en abierta violación a la ecuanimidad de imparcialidad que deben regir su conducta oficial, la OEA reciba a una de las partes de un proceso electoral y haga señalamientos sugerencias fuera de las funciones que le atribuyen la carta, los tratados y acuerdos interamericanos, así como los órganos de la OEA", acota el comunicado. 

>> OEA pide a Hernández que acepte un delegado especial


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.