• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
El método creado por el equipo de científicos podría prevenir abortos no deseados y combatir el cáncer y la diabetes.

El método creado por el equipo de científicos podría prevenir abortos no deseados y combatir el cáncer y la diabetes. | Foto: EFE

Publicado 28 mayo 2018

"Tenemos que dejar de jugar con la naturaleza, no es ético", dijo un comentarista en redes sociales, donde muchos criticaron el experimento por considerarlo "enfermizo".

Un grupo de científicos de la universidad Rockefeller en Nueva York, Estados Unidos, logró cruzar células humanas artificiales con embriones de pollo, el híbrido desarrolló un segundo centro nervioso y una estructura espinal.

El científico a cargo del experimento, Ali Brivanlou, informó que aunque el injerto no sobrevivió, dio lugar a "unas estructuras bellamente organizadas" para "su asombro".

El desarrollo de las estructuras nerviosas y óseas en embriones sucedió por la existencia de un grupo especial de células denominado "organizador" que regula el crecimiento de los órganos humanos.

"Una vez que se transplante el organizador humano en un embrión de pollo, el lenguaje que utiliza para instruir a las células de aves a desarrollar el cerebro y el sistema nervioso es el mismo lenguaje que usan los anfibios y los peces", precisó Brivanlou.

El científico explicó que el hecho de que las células humanas sean capaces de construir nuevas estructuras en el embrión de un pájaro demuestra que la capacidad de las células animales para elegir un destino particular se conservó por cientos de millones de años.

>> Cinco señales para detectar el cáncer de ovario. 

El método de injerto basado en pollos, inventado por Brivanlou y su equipo, podría conducir a nuevas formas de prevenir abortos no deseados y defectos de nacimiento, así como a nuevos tratamientos para enfermedades como el cáncer y la diabetes.

"Tenemos que dejar de jugar con la naturaleza, no es ético", dijo un comentarista en una de muchas publicaciones que aparecieron en redes sociales criticando la investigación y calificándola de "enfermiza", instaron a detener ese tipo de experimentos. 

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.