• Señal en Vivo
    • Solo Audio
  • google plus
  • facebook
  • twitter
Roger Torrent realizará una reunión extraordinaria el viernes para responder al Tribunal Supremo español.

Roger Torrent realizará una reunión extraordinaria el viernes para responder al Tribunal Supremo español. | Foto: EFE

Publicado 12 abril 2018

El Parlamento catalán retrasará nuevamente la investidura del exdiputado Jordi Sánchez por la negación del permiso del juez de España.

El presidente del Parlamento de Cataluña Roger Torrent afirmó la suspensión del acto de investidura como presidente de la Generalidad al líder independentista Jordi Sánchez, tras la negativa del Tribunal Supremo de España de permitir su asistencia al hemiciclo.

Torrent denunció que la decisión del ente judicial español viola los derechos políticos de Sánchez, según lo estipulado en la resolución del Comité de Derechos Humanos de  las Naciones Unidas (ONU).

Jordi Sánchez fue postulado por el líder Carles Puigdemont como candidato para presidir la Generalidad. Foto: Archivo.

 

Asimismo, anunció que la Mesa del Parlamento realizará una reunión extraordinaria el próximo viernes en horas de la mañana, para responder a la decisión anunciada por el Tribunal Supremo, según un comunicado emitido por la Cámara del Parlament, este jueves.

>> Izquierda Unida rechaza orden de prisión contra Lula

En Contexto

El pasado lunes, Torrent convocó una reunión para debatir la investidura del exdiputado Jordi Sánchez, pautada para el viernes 13 de abril, al tiempo que envió una carta al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena exhortándolo al cumplimiento de la resolución de la ONU y gestionar el premiso de salida a Sánchez.

"La cárcel preventiva no comporta la privación del derecho al sufragio pasivo (...) en el caso que el Tribunal Supremo no diera cumplimiento a la resolución, se estaría produciendo un daño irreparable a los derechos políticos del diputado", apuntó Torrent en el documento enviado.

Investiduras y posibles elecciones

El aplazo constituye la cuarta suspensión de investidura convocada por Torrent, la primera fue en enero para el entonces candidato Carles Puigdemont, las dos últimas entre marzo y abril para Sánchez.

Por su parte, el juez Llarena alegó que el permiso ha sido denegado porqué la excarcelación representaría la ruptura del orden constitucional, además esta podría ser eco de actos de rebelión en Cataluña.

Finalmente, de no elegirse quien será el nuevo presidente de la Generalidad antes de mayo, los catalanes deberán realizar otro proceso electoral.

 


Comentarios
0
Comentarios
Nota sin comentarios.